Escribe para buscar

Compartir

La Junta Directiva del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Badajoz (icomBA), en el contexto actual de reagudización de la crisis epidémica y de una transmisión del coronavirus sin precedentes en Extremadura, con las cifras de incidencia acumulada más alta del país, expresa su honda preocupación y manifiesta la vital importancia de la contribución de cada una de las partes implicadas en la lucha contra la tercera ola de la pandemia en Extremadura y poder reducir entre todos el número de víctimas de COVID-19, lo que resumimos en los siguientes cinco puntos:

  1. La reiteración en la petición de responsabilidad a la población extremeña para no relajar las recomendaciones preventivas ya conocidas. En particular, incidir en la restricción al máximo de la movilidad a lugares concurridos y minimizar el contacto social, no más allá de los propios convivientes y de los compañeros del puesto de trabajo, en su caso y si es que la opción de teletrabajo no es viable. La movilidad y el comportamiento social debiera ser el equiparable al de un confinamiento domiciliario, para con ello atenuar la dramática incidencia que estamos sufriendo, con una fuerte repercusión en la capacidad asistencial de los centros sanitarios extremeños, tanto de Atención Primaria como de los Hospitales de nuestra Comunidad Autónoma.

            También interesa recordar el necesario recambio frecuente de las mascarillas usadas, el lavado de manos y la ventilación de los espacios cerrados, dificultado por las condiciones invernales.

            La petición de no hacer un uso abusivo de los servicios sanitarios, rogando la observancia de una actitud comprensiva y tolerante con los profesionales sanitarios en unas circunstancias que les dificultan poder dar la atención habitual. En este punto, manifestamos nuestra preocupación porque nuestros médicos puedan garantizar también la debida atención a los pacientes con patología no-covid-19, tanto en Atención Primaria como en la Atención Hospitalaria, dada la crecida carga asistencial que supone la asistencia a la pandemia.

            Y recomendamos la máxima participación en la campaña de vacunación iniciada, según vaya ofreciéndose en las distintas fases anunciadas, y transmitir confianza en la seguridad que las vacunas han demostrado. Recordar que, como sucede con otras vacunas, recibir la vacunación de Covid-19 no elimina por completo el riesgo de infección pero si reducen la probabilidad de desarrollar la enfermedad COVID- 19.

  • A los pacientes diagnosticados de COVID-19 les pedimos su máxima colaboración con los Equipos de Rastreadores en la rápida identificación de los contactos tenidos en los 5 días previos a conocer su resultado positivo, tomando la iniciativa de invitar a sus contactos estrechos a autoconfinarse mientras esperan la llamada de los servicios sanitarios, para así cortar precozmente la cadena de transmisión del coronavirus. Los pacientes positivos y todos sus contactos deben cumplir con rigor el confinamiento prescrito, mínimo de 10 días.
  • A los contactos estrechos, recordarles la importancia del aislamiento precoz y riguroso durante el periodo de cuarentena de 10 días, prioridad por encima de la realización precoz de algún tipo de test de cuyo resultado NO depende este cumplimiento del aislamiento, aún estando asintomáticos.
  • A todos los médicos colegiados, reconocerles el enorme esfuerzo de adaptación que vienen realizando desde el inicio de la pandemia y requerirles la renovación de su compromiso social y ético con los valores de la Profesión, pese al cansancio físico y psíquico y la frustración que pueden provocar determinados comportamientos irresponsables observados en una parte de la sociedad.

            Confiamos en una total y modélica participación de todos los sanitarios en el momento de ser vacunados de COVID-19, para garantizar la viabilidad futura de los servicios sanitarios y no tener que seguir lamentando ingresos y fallecimientos de profesionales sanitarios contagiados por coronavirus.

            En cuanto a la Campaña extremeña de administración de la vacuna, anunciar que el icomBA va a facilitar a la Consejería de Sanidad de Extremadura un listado de VOLUNTARIADO MÉDICO para apoyar y reforzar esta campaña, como ya lo hizo al inicio de la pandemia.

  • Por último y no menos importante, pedir a nuestros responsables políticos extremeños que tomen todas las medidas urgentes y efectivas conducentes a rebajar el fortísimo incremento de la incidencia de COVID-19 en Extremadura, con especial atención al sector de la población que no cumple con las recomendaciones sanitarias dadas y que con ello lastra el esfuerzo del resto de la población y de nuestros médicos. Le pedimos la mayor protección laboral de nuestros médicos y dotarles de los recursos necesarios para afrontar esta tercera ola, especialmente en aquellos Servicios Asistenciales que están afrontando en primera línea la lucha frente a la pandemia y que en muchos casos, están siendo desbordados por la enorme demanda sin recibir el auxilio.

            Y les exigimos una campaña de vacunación de COVID-19 en Extremadura más eficaz y diligente, expresando nuestro interés y preocupación por la estrategia que se seguirá para la compleja, por su volumen, fase de vacunación de la población general extremeña, tras la ya iniciada en las residencias de mayores y con los profesionales sanitarios públicos y privados.

Pedro Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.