Escribe para buscar

«Nos piden que justifiquemos que vivimos en San Marcos para dejarnos pasar», dicen indignados los vecinos

Compartir

El acuerdo del Consejo de Gobierno sobre el cierre perimetral de Almendralejo, que se publicó este miércoles en el DOE, y que cuenta con la ratificación del TSJEx, fija unas medidas restrictivas de la libertad de circulación de personas. “Se restringe la libre entrada y salida de personas en el municipio de Almendralejo salvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; cumplimiento de obligaciones laborables, profesionales o empresariales; retorno al lugar de residencia habitual; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; actuaciones requeridas ante los órganos públicos, judiciales o notariales, que no admitan aplazamiento; realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; o cualquier otra actividad de análoga naturaleza”. También se dice que “la circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen el territorio del núcleo de población estará permitida, siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo” y “se permite la circulación de personas residentes dentro de la localidad, si bien se desaconsejan los desplazamientos y la realización de actividades no imprescindibles”.

Sobre esto último, hay innumerables quejas por parte de los vecinos de San Marcos, a los que se les están pidiendo documentos que acrediten su residencia, cuando la urbanización pertenece a Almendralejo. La indignación en estas primeras horas de confinamiento no cesa, y, más aún, por las largas colas en las horas punta en los accesos y salidas de la ciudad. 

“Se nos para en la rotonda de Hormigusa y luego, por el contrario, hay gente que vive en San Marcos y han ido a trabajar a Badajoz y no les han parado en ningún sitio”, comenta una vecina. “Me parece una barbaridad se mire por donde se mire”.

Un vecino nos decía que “la policía me ha pedido que lleve en el coche recibos de la luz, lo que sea que justifique que estoy viviendo en San Marcos. Llevo el documento en el móvil y me han dicho que lo imprima”.

Una mujer ha salido a trabajar esta mañana al polígono industrial de la carretera de Badajoz, y contaba la experiencia que ha vivido: “Al ir a pasar, el policía me ha dicho que sin justificante no podía pasar. Le he dicho que cómo iba a ser eso si yo vivo en Almendralejo (que eso pone en mi DNI y certificado de empadronamiento) y me iba a mover por el pueblo. Y que no, que no. Vamos, que ha tenido que venir mi compañero a la rotonda, andando, porque en coche hubiese tardado más, ya que la cola de coches llegaba a nuestra nave, a traerme un justificante, y entonces ya me ha dejado pasar”.

Incluso, a una pareja que volvía a su residencia en San Marcos, la policía le ha pedido la escritura de la vivienda o facturas de suministro.

Veremos cómo trascurren los 14 días de aislamiento pero el primero, para empezar, ha sido caótico, coartando la libertad de circulación de los ciudadanos en el propio termino municipal.

Etiquetas::

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.