Escribe para buscar

Monago propone que la desescalada se lleve a cabo con «inteligencia y mucha cautela»

Compartir

El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha propuesto que la desescalada de las actuales medidas para  frenar el coronavirus se lleve a cabo en la región con “inteligencia”, pero sobre todo con mucha “cautela”. Asimismo, ha expresado que, en la vuelta paulatina a la normalidad que todos deseamos, “no nos apuntemos a ser el primero de la clase”, cuando hasta ahora no lo hemos sido por desgracia.

Monago ha afirmado que hay que mirar cómo se está haciendo en otros lugares, comprobar los efectos y tomarse el tiempo necesario para proceder. Así, ha sugerido que se segmenten las zonas que sean precisas según el criterio de los expertos. “Sobre todo, cero improvisación”, ha señalado el líder del PP  refiriéndose al riesgo que corre Extremadura en la vuelta a la normalidad, teniendo en cuenta la numerosa población mayor residente. 

Para Monago, volver a la vida normal antes de tiempo puede derivar en consecuencias trágicas. Por ello, ha planteado una regla que habrá que aplicar sin retraso y que consiste en lo que ha denominado las “4D”: diagnósticos masivos a la población; distancia de seguridad entre las personas; digitalización, es decir, teletrabajo siempre que sea posible; y dispositivos, como mascarillas homologadas que funcionen correctamente.

El presidente Monago ha subrayado que Extremadura necesita generar oportunidades y no conformarse con ser una de las tres regiones pobres a las que llegará una renta básica desde el Estado. Por ello, la reapertura económica es esencial para “cicatrizar” las heridas de la economía. Monago ha insistido en reactivar “lo que queda” del sector productivo y que los autónomos vuelvan a levantar la persiana, pero ha recalcado que lo más sagrado es proteger la vida de las personas. 

Sobre la propuesta del Gobierno de la nación de empezar a dejar salir a los niños menores de 14 años, José Antonio Monago ha pedido que rija el sentido común, ya que no es lo mismo la ciudad que las zonas rurales. También ha manifestado que “se nota” que los que plantean algunas propuestas “son de ciudad”, de entornos urbanos e incluso que no son ni padres, y ha explicado que “no estamos para perder el tiempo” en ocurrencias de última hora. 

El EJEMPLO DE PORTUGAL 

Por otra parte, Monago ha aseverado que con el coronavirus “abofeteándonos” todos estamos navegando en aguas nuevas, pero la inteligencia está para usarla y, en esa línea, hay que mirar cómo “se han dado maña” otros para tener una “buena travesía”. En este sentido, ha recordado que cuando Portugal contaba con sólo tres fallecidos se declaró el primer estado de alarma. España, en cambio, declaró por primera vez el estado de alarma 5 días antes, ya con 84 fallecidos.

Portugal navegaba en aguas nuevas pero miró con inteligencia a España y lejos de esperar acontecimientos, se adelantó a ellos, ha subrayado Monago. Además, ha recordado que en Extremadura ya hay casi 400 fallecidos por Covid-19 oficiales, la mayoría procedentes de residencias de mayores, y muy cerca, en la región del Alentejo portugués, con una población mayor y rural como la extremeña, apenas hay contagiados y no hay fallecidos. 

Monago ha reiterado que desde el inicio de la pandemia ha intentado hacer aportaciones, como la propuesta de confinar Extremadura a mediados del mes de marzo para evita los efectos de la extensión del virus procedente de otras comunidades autónomas, intervenir sanitariamente las residencias de mayores para frenar esa cifra de fallecimientos que se estaban dando en ellas o la realización de test masivos como pedían los colegios profesionales de médicos. 

Etiquetas::

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.