Escribe para buscar

Así se fraguó el plan de Franganillo para recuperar la presidencia del Extremadura

Compartir

22 días después de que Luis Oliver Sierra accediera a la presidencia del Extremadura en lugar de Manolo Franganillo, este último le ha dado la vuelta a la tortilla y ha recuperado el poder en la entidad azulgrana.

Esta mañana, el club ha hecho oficial que el registro mercantil de Badajoz ha procedido a la inscripción de los cambios en el consejo de administración tras la celebración de una junta general universal, el pasado día 4.

Una plan trazado, por el ya presidente y sus personas de confianza, que no ha trascendido y que ha cogido por sorpresa a la mayoría de la masa social del club.

La maquinaria para recuperar el poder arrancó solo unas horas después de que se conociera el expediente sancionador del CSD por el que suspendían los derechos políticos de Viriato Sport en la SAD, hecho que ocurrió el viernes 28 de febrero.

Según ha podido saber COPE Almendralejo, el registrador había dado por buena la documentación aportada por Oliver para echar a Franganillo al considerar que hay obligación de celebrar un consejo al mes, sin contar, como así figura en los estatutos sociales, que debe ser el presidente el que lo convoque; y si no lo hace, un tercio de los administradores pueden convocarlo, llegando, si es preciso, al punto de que finalmente lo acabe haciendo un juez o el registrador mercantil.

El registro mercantil de Badajoz tuvo conocimiento del expediente del CSD pero ya no podía dar marcha atrás. Es entonces cuando Franganillo y sus asesores, echando mano de la ley de sociedades de capital, sopesan la opción de convocar una junta general universal.

La ley de sociedades de capital contempla dos tipos de junta general: la que se convoca y la universal. Ambas pueden tener carácter ordinario o extraordinario.

La universal se celebra sin ser convocada, siempre y cuando esté presente o representado todo el capital social de la empresa y los concurrentes acuerden por unanimidad la celebración de la junta o asamblea, aprobando todos ellos el orden del día.
Es una forma de celebración generalmente utilizada por las sociedades anónimas con pocos accionistas. En cualquier caso, es una junta que puede deliberar y decidir sobre cualquier asunto que sea competencia de la junta general.

Teniendo en cuenta que las acciones de Viriato Sport fueron suspendidas, el grupo Oliver se quedó sin los derechos de voto, asistencia e información (derechos políticos). Por consiguiente, el 50 por ciento restante de la SAD, o sea, Cifranro, celebró junta universal el pasado día 4 para destituir a Luis Oliver como presidente y cambiar el consejo de administración. Han pasado 15 días desde la celebración de la junta universal hasta la inscripción en el registro, que se ha hecho este jueves, porque así lo indica el Reglamento del Registro Mercantil.

En la mañana de este jueves, ha quedado inscrito en el registro el nuevo consejo de administración del Extremadura, formado por cinco miembros: Manolo Franganillo, presidente; Leandro Izquierdo, secretario; y tres vocales: Fran Vidal, por Cifranro; Teodoro Brea, por Héroes Extremeños; y María Jesús Sierra, por Viriato Sport. Franganillo tiene, por tanto, mayoría en el consejo con tres consejeros por dos de Oliver.

Etiquetas::

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.