Escribe para buscar

Franganillo tiende la mano a Oliver

Compartir
Audio de Franganillo.

El presidente del Extremadura, Manolo Franganillo, ha comparecido ante los medios de comunicación en la sala de prensa del estadio Francisco de la Hera, que se ha llenado de aficionados azulgranas.

“Si el Extremadura desciende, perdemos todos. Tiendo la mano. Con Oliver es fácil llegar a un acuerdo. Estamos condenados a entendernos. Mi figura es muy importante para el club, por las relaciones institucionales y con los bancos”. Son palabras del presidente azulgrana que no cierra la puerta a un entendimiento con Oliver a pesar de los últimos acontecimientos y de afirmar que le fue desleal, “cuando el 26 de diciembre, se reúne un consejo clandestino, que se eleva a público, para que se me comunique mi destitución. Me puso el pie en el cuello.  No admito la deslealtad. Le dije: “ ya no eres mi amigo y no te voy a ayudar nunca más”. Entonces, o se va uno o se va otro o cerramos los ojos y nos damos un abrazo”.

Franganillo ha reconocido que tuvo durante 15 días “un inversor, pero me estafa. Lo pasé muy mal, los tres o cuatro peores días de mi vida. No era yo. Le eché arrestos y salí hacia adelante”.

El presidente azulgrana añade que el 9 de enero, “le comento a Oliver que me estafan, y hay distanciamiento, porque pensaban que salían del Extremadura rentabilizando la operación. Fue un disgusto para todos”.

En el aspecto económico, Franganillo advierte en septiembre de que “íbamos a tener una tensión en tesorería. Hay un SOS. Le dije a Oliver que vendiera su parte y yo me quedaba trabajando con el otro inversor”. Y todo porque está pendiente de cobrar la parte del traspaso de Enric del Huesca al Getafe y del uruguayo Tomás Chacón al fútbol americano.

Franganillo insiste en la posible llegada de un inversor: “Si viene, no quiero dinero. Quiero salvar la tesorería y que mi socio se marche con honores porque ha trabajado por ello. Mi ilusión y mis fuerzas son las de traer un inversor”.

Y ha lanzado un mensaje a la afición: “No quiero que se pierda el sentimiento, mi afición, que no tiene acciones en el registro pero sí en el corazón. Ellos están antes que yo. No me iré hasta que no se le pague a mi gente. El espíritu creado vale más que el dinero”.

Por cierto, este miércoles, Franganillo acudirá al banco para pedir un préstamo para pagar a la plantilla: «Pagamos el día 10. Estamos al día».

Etiquetas::

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.