Escribe para buscar

Oliver forzará la convocatoria de un consejo para echar a Franganillo

Compartir
Audio de Oliver.

“Las diferencias son irreconciliables. Es imposible llevarse bien con alguien que no quiere llevarse bien contigo”. Son palabras de Luis Oliver Sierra, vicepresidente del Extremadura, que ha comparecido esta tarde en el hotel Acosta Centro tras los últimos sucesos acontecidos en el club que han provocado una guerra total entre Franganillo y Oliver.

Oliver Sierra, que ha comparecido solo en la mesa -aunque entre los asistentes estaban los consejeros de la familia Oliver y personas del grupo-, ha contestado a todas las preguntas formuladas, incluso las de aficionados que han estado en la sala y que han interrumpido en algunas ocasiones al compareciente y a los periodistas. Ha habido momentos de cierta tensión, protagonizados por aficionados próximos a Franganillo.

Oliver ha contado que el consejo de administración ha sufrido una modificación que desequilibraría la balanza a su favor. “He leído informaciones erróneas, por no estar actualizadas. Desde hace un mes la única diferencia es que el representante de Viriato Sport es María Jesús Sierra y antes era Leandro Izquierdo. Podéis anotarlo”, ha comentado. A día de hoy en el registro mercantil aún figura Leandro Izquierdo como consejero por Viriato.

El grupo Oliver pretende dar otro paso: reunir al consejo para destituir a Manolo Franganillo: “Desde hace tiempo no lo convoca; lo tendrán que convocar dos tercios de los consejeros. La sociedad no se puede bloquear porque el presidente no quiera convocarlo”.

Oliver ha afirmado que han intentado “reconducir” la situación, convenciendo a Franganillo “para que fuéramos juntos hasta el 30 de mayo. Separar abruptamente nuestros caminos puede conllevar unas consecuencias deportivas. Hemos tratado de lavar los trapos sucios dentro de casa pero por factores humanos la situación se va de madre y ocurren estas cosas”.

Oliver ha pedido “disculpas” por la parte que representa por el episodio del antepalco, el pasado sábado: “Es totalmente inapropiado que dos miembros del Extremadura UD se amenacen, agredan verbalmente y se insulten”.

También ha comentado que su familia estaba dispuesta a vender su parte: “Franganillo consideró que era el indicado para dirigir el barco y que nosotros sobrábamos. Aceptamos que nos comprara nuestra parte y marcharnos, pero los inversores desaparecieron”.

Oliver ha reconocido que, ahora mismo, Franganillo “tiene la potestad para hacer y deshacer, sin nuestro consentimiento. Él decide, manda y firma: es presidente y consejero-delegado”. Y ha sido muy duro sobre ciertas actitudes o comportamientos de Franganillo: “A mí no me gusta que se salga a nivel nacional insultando en los palcos. No me gusta que insulte al técnico del VAR, a mí no me gusta que se haga un licor conmemorando tan brillante acontecimiento. El Extremadura no puede ser conocido a nivel nacional por peleas en los antepalcos o por insultar a los árbitros. Es que es vergonzoso. En el futbol moderno no pasa”.

Etiquetas::

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.