Escribe para buscar

El Ayuntamiento de Almendralejo cerrará 2019 con 14,7 millones de deuda menos que hace 8 años

Compartir

Al cierre del ejercicio de 2018, el Ayuntamiento de Almendralejo tenía una deuda pendiente de amortizar con entidades bancarias por valor de 20.292.468,85 euros, aproximadamente unos 12 millones de euros menos que en 2011. 

Al cierre de este año 2019, la deuda habrá descendido en 2,8 millones de euros más.

El análisis de los préstamos a largo plazo del ayuntamiento resulta difícil de digerir para el ciudadano de a pie. En este informe, vamos a intentar simplificar lo complejo.

A día de hoy, el ayuntamiento tiene formalizados 24 préstamos bancarios a largo plazo y tres más con entes del sector público (dos con Diputación y uno con el Ministerio de Industria). 21 de esos préstamos bancarios corresponden a la etapa socialista o fueron pedidos por el PP para pagar las facturas a proveedores de etapas anteriores. 

Resulta llamativo que a mediados de 2006, cuando el gobierno de Ramírez privatizó el servicio de aguas, obteniendo 20 millones de euros, no se amortizaran los 5.378.000 euros que se había pedido con anterioridad a los bancos. En septiembre de 2010, el ayuntamiento ya arrastraba una deuda bancaria de 10.857.474 euros. No se utilizó dinero del canon de Urbaser por el servicio de aguas para amortizar deuda.

Si a alguno de nosotros nos toca la lotería y tenemos una hipoteca de nuestra casa o un crédito al consumo, lo primero que hacemos es saldar esas deudas. El PSOE no lo hizo.

Con la llegada del PP, en junio de 2011, empiezan a aflorar las facturas con los proveedores. El gobierno de Rajoy lanzó dos planes de pago a proveedores. El ayuntamiento se adhirió solicitando 13 préstamos por un valor de 10.518.472 euros –quedan por pagar 6.497.7333, a un interés de 1,311 por ciento-.

A esto hay que añadir los 850 mil euros a devolver de una subvención de los Reindus. Estas ayudas consistían en un programa del Ministerio de Industria para favorecer la inversión en infraestructuras industriales y actuaciones de reindustrialización. El PSOE pretendía ampliar el polígono Las Picadas pero el Ministerio pidió la devolución del dinero por “incumplimiento de los objetivos”. Se lleva devolviendo el Reindus desde el 2014. Aún quedan por pagar, a día de hoy, 236.614 euros.

Pero la cosa no quedaba ahí. Lobato se encontró con 10 millones de euros de expropiaciones en el sistema Harnina (terrenos de Juan Gómez Alcántara, en carretera de Badajoz), Las Picadas I y II, principalmente, que había que abonar. El ayuntamiento llegó a acuerdos con los propietarios y estableció un calendario de pago. Hace frente con sus propios recursos y con pólizas, pero la situación financiera es tensa. Las pólizas van aumentando. El interventor municipal realiza un informe para convertir deuda a corto en largo plazo. La cantidad: 6.350.000 euros.

Esta operación, llevada a cabo con Cajalmendralejo,  se gestó en octubre de 2017. Se pagará en 10 años (2027).

Toda la deuda proveniente de la etapa socialista, desde junio de 2014, alcanzó los 32.225.946 euros.

El PP ha pedido desde 2011 dos préstamos, que se le pueden endosar a su gestión, para los fondos EDUSI, por valor de 800 mil y 712 mil euros respectivamente.

Por cierto, de los primeros préstamos de la etapa socialista, con intereses al 5 y 6 por ciento, se han convertido 1,6 millones con interés 0 gracias a dos convocatorias de anticipos reintegrables de la Diputación de Badajoz (de deuda a bancos a deuda a un ente del sector público).

Al final de este año, la deuda bancaria ascenderá a 17.463.368,49 euros (pendiente de amortizar). Serán 14.762.577,51 euros menos que hace 8 años.

A tenor de este informe, cada uno que saque sus propias conclusiones. Habrá interpretaciones para todos los gustos. Pero las cifras son reales, extraídas de un informe de la intervención municipal.

Texto de Blas Sánchez

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.