Escribe para buscar

El propietario de Lío The Show no descarta que alguien haya querido dañar su negocio

Compartir
Declaraciones de Pedro Serrano

El propietario de la sala Lío The Show, Pedro Serrano, ha comparecido ante los medios de comunicación para hablar sobre los hechos acaecidos en la madrugada del domingo en su discoteca.

Serrano, que ha estado acompañado por los trabajadores del local, ha afirmado que “nuestra máxima preocupación son las personas que se vieron afectadas. Estamos en contacto con  las familias y la policía”.

Serrano ha querido dejar claro que “en ningún momento, hubo pánico, o la gente salió atropelladamente. No es verdad. Hubo nervios pero la gente salió de manera ordenada”.

A las 4.30 horas del domingo, cuando un individuo, aún sin identificar, esparció una sustancia tóxica en la zona de los aseos, había unas 700 personas en el local.

15 de ellas se vieron afectadas, de las que 8 ha estado ingresadas. Está descartado que fuera gas pimienta, como se dijo en un primer momento.

Los síntomas fueron tos y vómitos, y problemas para respirar.

Cuenta Serrano que “en cuatro años no ha habido nada parecido a lo del sábado” y ha puesto en valor la seguridad de su discoteca: “somos unos obsesos de la seguridad. Antes de la apertura, a petición de la propiedad, los bomberos conocieron la discoteca y los planes de emergencia y autoprotección”.

El propietario de Lío The Show “condena” cualquier acto de violencia y no descarta que alguien haya querido hacerle daño a su negocio.

Tampoco se descarta que “alguien viera algo”. Serrano ha agradecido la labor de las fuerzas de seguridad del Estado, sanitarios y Policía Local.

También ha anunciado que “el sábado que viene habrá jornada de puertas abiertas. Entrada gratuita. Aquellas personas que no pudieron canjear su ticket por una consumición podrán hacerlo”.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.